La placita más bella

La plaza del Pi es una de las más bellas de Ciutat Vella (tal vez, la que más). La adornan una serie de edificios notables. Al llegar a ella por la calle del Cardenal Casañas nos encontramos a mano izquierda, haciendo esquina, el edificio que fue la sede de la cofradía de la Purísima Sangre, cuyos miembros acompañaban al cadalso a los condenados a la pena capital para ayudarles a bien morir.

A continuación, si movemos la vista en el sentido de las agujas del reloj, hallamos un edificio de 1781 cuya planta baja alberga una famosa cuchillería y que en otro tiempo fue la sede del gremio de los tenderos revendedores. Los esgrafiados de la fachada son de los más vistosos de la ciudad. La estatua representa a san Miguel, patrón del gremio. Cerca se ve el pino que da nombre a la plaza desde hace siglos. Junto a él, la que fue residencia del barón de Maldà, el mejor cronista de la Barcelona de finales del siglo XVIII e inicios del XIX.

Finalmente, la protagonista de la plaza, la iglesia gótica del Pi, construida entre 1305 y 1391, con su esbelto campanario octogonal de 54 metros de altura y su enorme rosetón, el más grande de Cataluña. El interior, oscuro y austero, es de una sola nave, con capillas laterales que se alojan entre los contrafuertes que ayudan a sostener la cubierta. La mayoría de las imágenes perecieron durante la quema de julio de 1936. San Pancracio, patrón de los trabajadores, se salvó, no obstante, gracias a la solidaridad de los incendiarios.

¿No merece la plaza una visita atenta? Sí, ¿verdad? Pues recuerda que el primer y tercer viernes, sábado y domingo de cada mes se celebra allí una pintoresca feria de alimentos de elaboración artesanal. ¡Feliz paseo y buen provecho!

Una respuesta to “La placita más bella”

  1. Xavi Says:

    Localizada la traducción del rótulo de la Purísima Sangre, después de darle muchas vueltas a Google. Tenía claro que la había visto en un fotoblog y eso dificultaba la búsqueda por palabras… pero es que además era en inglés (!). Eso y mi mala memoria me han jugado una mala pasada.

    El enlace es este:

    http://www.barcelonaphotoblog.com/2009/09/graffiti-on-ancient-door-casa-de-la.html#links

    La inscripción es la parte en cursiva del pasaje del Éxodo XII: “Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto para exterminar a todos sus primogénitos, tanto hombres como animales, y daré un justo escarmiento a los dioses de Egipto. Yo soy el Señor. Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de largo, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando castigue la tierra de Egipto.” (Erit sanguis in signumi edibus vobis inqubus eritis)

    No hay mejor inscripción para la Casa de la Congregació de la Puríssima Sang…😉

    El fotógrafo y bloguero imagina a los miembros de la cofradía vistiendo ropas y capuchas negras, entrando a primera hora de la mañana en esta casa para recoger la imagen de Cristo y acompañar al condenado a muerte en su camino hasta el cadalso. Y añade que los cuerpos se enterraban en el camposanto de la iglesia, que estaba donde actualmente está la plaza.

    Definitivamente, no tan miseriosa la inscripción como parecía y nada que ver con la brujería ese “inqubus”… ¡Pero es tan entretenido tirar del hilo y ver qué hay al final de estas curiosidades!

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: