Modernismo de segunda

A Josep Maria Jujol (1879-1949) a menudo le tocó hacer de corista en obras donde los grandes del modernismo ejercían de vedettes. El hecho de haber trabajado a las órdenes de Gaudí, sin ir más lejos, le convierte a ojos de mucha gente en un arquitecto menor. No tiene esta opinión, por ejemplo, el actor John Malkovich, quien, paseando una vez por Barcelona, se quedó con la boca abierta al darse de bruces con la jujoliana Casa Planells. Desde entonces, Malkovich proclama a los cuatro vientos que esta casa es la más bella del mundo.

La Casa Planells está en el número 332 de la avenida Diagonal. Alzada en 1924, se la considera el último edificio modernista de Barcelona. Es un inmueble de vecinos pequeño y esquinero, pero que llama la atención de los amantes de la arquitectura por su genial simplicidad. “¿Arquitecto menor?”, te preguntarás rascándote la barbilla la próxima vez que te pares en la Diagonal, esquina con Sicília, lado de montaña (para más señas). “¡Y un cuerno!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: