Piquiponadas

En la parte baja de la Rambla de Catalunya, haciendo esquina con la plaza, se conserva la casa de Joan Pich i Pon (Barcelona, 1878 – París, 1937). El señor Pich i Pon era un tipo gracioso, de esos con los que es imposible aburrirse. Era capaz de definir el caviar como “huevos de centurión”, decir de alguien con problemas de oído que era “más sórdido que una tapia”, afirmar que había visto una “luz genital” o llamar “sifilítico” a un coleccionista de sellos. En una ocasión soltó que, a su parecer, el gobernante más malvado de la historia había sido “el tirano de Bergerac”. Miembro del Partido Republicano Radical de Lerroux, sostenía que la mejor receta para acabar con los problemas del Ayuntamiento de Barcelona se podía resumir en un lema con tres emes: “ministración, ministración y ministración”. Quién lo iba a decir, Joan Pich i Pon llegó a ser presidente de la Cámara de Propiedad Urbana, senador, diputado, comisario de la Exposición Internacional de 1929, alcalde de Barcelona y gobernador general de Cataluña. ¡Nada menos!

Una respuesta to “Piquiponadas”

  1. Maria Says:

    Muy interesnte! Se podría decir que vuestro blog es igual que el señor Pich i Pon, es imposible aburrirse con él😉
    Felicidades chicas, seguid así!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: